Hola
Suscribirse

Historia de éxito Panamá: Policía Municipal trabaja para prevenir la violencia de cerca con la comunidad, educando y forjando en valores a niñas y niños a temprana edad

Historia de éxito Panamá: Policía Municipal trabaja para prevenir la violencia de cerca con la comunidad, educando y forjando en valores a niñas y niños a temprana edad

Policía Municipal trabaja de cerca con la comunidad bajo el enfoque de la filosofía y práctica de policía comunitaria

La Alcaldesa de la Municipalidad de la Ciudad de Panamá, Roxana Méndez, ha orientado a la Gerencia de Servicios Sociales y  a la Policía Municipal, como parte de su política de fortalecer la seguridad ciudadana para prevenir la violencia y la delincuencia, a hacer énfasis en el trabajo comunitario.  Es por eso que bajo esas directrices participan activamente en el Comité Municipal de Prevención de la Violencia de Panamá, lo guían  y con ello buscan garantizar y fortalecer las acciones de prevención de la violencia en toda la Ciudad.

Valorando el trabajo realizado a la fecha, la Lic. Luz Pérez, Subgerente de Vigilancia Municipal   asegura que “en la Municipalidad hemos tenido una gran aceptación por nuestra disciplina y queremos cambiar la imagen de la Policía Municipal hacia la comunidad, trabajando con una filosofía y práctica de policía comunitaria.”

La Policía Municipal impulsa su política de prevención de la violencia por medio de diferentes proyectos y está presente y participa en las diferentes actividades municipales que llevan deporte, recreación, cultura, salud, educación y entretenimiento a los adultos, jóvenes, niños y niñas de los diferentes barrios del municipio, tales como clases de karate, ferias en las comunidades, captación y atención a indigentes, cine en tu barrio, festivales infantiles, eventos deportivos y otros.

La Lic. Pérez nos describe que para el caso de las clases de karate, “tenemos un instructor, quien además de tener su propia academia, es policía, enseñando a los niños y niñas cómo defenderse si un extraño les ataca. Se les enseña el significado de los valores, como cruzarse las calles y el significado de los semáforos.” Enseguida comenta que “estamos ahora participando en las ferias en las comunidades; tenemos nuestro stand, videos del trabajo de la Policía Municipal; tenemos corte de pelo por parte de policías que son barberos y cortan el pelo a la gente de la comunidad.”

Todo este esfuerzo que hacen como Policía Municipal trabajando de cerca con la comunidad, de acuerdo a los comentarios de la Lic. Pérez,  les da un mejor acercamiento con los vecinos.  Es una forma de proyectarse dentro de la comunidad, que se sienta y vea que velan por su seguridad.

Policía Municipal trabaja con niños y niñas de párvulos como estrategia de prevención de la violencia

La Municipalidad da mucho valor a la educación, en especial a los niños y niñas en edad parvularia. En la actualidad tienen a su cargo varios Centros Parvularios Municipales, donde se les imparten clases de educación vial, conciencia de valores y defensa personal, como parte de su estrategia de prevención temprana de la violencia.

Migdalia Gómez, asignada al Departamento de Seguridad Ciudadana de Vigilancia Municipal, es la persona encargada de trabajar en el programa que se lleva a cabo con los Centros Parvularios Municipales y de la Policía Nacional en educar a los niños en el concepto de educación vial.

“Se trabaja con niños de 2 a 5 años porque consideramos que a esta edad es cuando aprenden con más facilidad en lo que concierne a los hábitos, actitudes y aptitudes como ciudadanos. Lo que se pretende es formalizar, hacer hombres y mujeres del mañana responsables en la vía pública”, explicó Migdalia.

Desde el 2011 trabajan con 12 centros parvularios municipales y uno de la Policía Nacional, siendo un total de 13 centros, recalcando que “los resultados son fantásticos viendo la dinámica de los niños cuando les preguntamos qué es la línea de seguridad o paso de cebra, o del comportamiento que deben tener cuando viajan en auto o en el autobús, de igual forma son proyectados hacia los padres, el niño se convierte en un agente multiplicador hacia el padre de familia y a su entorno, estamos hablando de la familia.”

Para reforzar esta experiencia educando a los párvulos, la agente de la Policía Municipal, Perla Maitía, explica que “en el parque Omar, donde funciona el “Parque Infantil de Educación Vial”, que cuenta con el apoyo del Gobierno Central y la empresa MAPFRE, primero que todo les damos 30 minutos de teoría de lo que es educación vial, después de la teoría salimos con los niños para que reciban 45 minutos de práctica en la pista, en donde por 10 minutos cada grupo conducen unos carritos eléctricos. Formamos los grupos de conductores, observadores y peatones. Los niños reciben un libro instructivo sobre lo que han aprendido y se les da una licencia simbólica para conducir.”

¿Cómo se vincula este esfuerzo con la prevención de la violencia?, la agente Maitía asegura que “ellos corrigen a sus padres cuando están cometiendo una falta y les inculcan que se comporten con tranquilidad cuando manejan, así evitan situaciones de violencia en la calle cuando conducen. Los

niños dicen que se sienten muy agradecidos por lo que les enseñan porque así corrigen a sus padres, quienes también han expresado su agradecimiento por lo que les enseñan a sus hijos.”

Experiencia de Policía Municipal trabajando con párvulos interesó a la Ciudad de Arlington, Texas en las visitas realizadas en los hermanamientos

Migdalia Gómez por su parte ha participado en dos ocasiones en las actividades bajo el hermanamiento que tiene la Municipalidad de Panamá con la Ciudad de Arlington, Texas, facilitado por AMUPREV USAID/ICMA, afirmando que “a pesar que somos de dos países diferentes con culturas diferentes, a ellos les gustó mucho nuestro programa de trabajar con los pequeños, ya que ellos no lo tienen en la ciudad de Arlington porque solo trabajan con jóvenes y personas adultas, les dimos parte de nuestro material educativo para que se lo llevaran y lo aplicaran en Arlington.”

En este caso hubo intercambio de información y experiencias de ambas ciudades, llevándose de Panamá los agentes de Arlington esta bonita experiencia con los niños en los centros parvularios, Migdalia declaró que “eso nos alegra y nos enorgullece mucho.”

Por otro lado, dijo a continuación Migdalia Gómez, “Faviola Delgado y Vanessa Harrison, las oficiales del Departamento de Policía de Arlington, cuando estuvieron de visita por nuestro municipio nos dieron sugerencias de cómo llevaban su trabajo; estuvieron de observadoras cuando realizábamos la práctica en la vía con los niños, los chicos caminaban por la línea de seguridad. Ellas visitaron el parvulario de Santa Ana, Calidonia y San Felipe.”

Para finalizar Migdalia dijo sentirse satisfecha por lo hecho con los párvulos y de haber participado en el hermanamiento con la Ciudad de Arlington, diciendo que “todo esto lo valoro muy positivo de conocer otras experiencias, nos sirve de aprendizaje para fortalecer nuestras acciones para prevenir la violencia en el municipio de Panamá.”