Hola
Suscribirse

Cultura Ciudadana, Programa Contra la Violencia en Santa Fé de Bogotá

Cultura Ciudadana, Programa Contra la Violencia en Santa Fé de Bogotá

FICHA TECNICA

Municipio: Santa Fé de Bogotá

País: Colombia

Nombre de la experiencia: Cultura Ciudadana, Programa Contra la Violencia en Santa Fé de Bogotá

1.- Descripción del contexto:

En la década de los 90, la Ciudad de Bogotá tenía los índices de violencia y criminalidad más altos de Latinoamérica, y del mundo, con aproximadamente 80 homicidios por cada 100 mil habitantes. Las autoridades municipales de ese entonces, el alcalde Antanas Mokcus (Periodos de gestión 1995 y 1997 y 2001 y 2003) y Enrique Peñalosa, alcalde (desde 1998 al 2000), se comprometieron a enfrentar el problema de la violencia y de la inseguridad. La Constitución de 1991, ratificó a la Policía, como jerárquica y única; pero también con base a la tradición civilista y descentralista colombiana, la Policía se subordina al poder civil, tanto en el plano nacional y municipal. Establece la Constitución que los gobernadores y alcaldes son la máxima autoridad de la Policía en sus respectivas demarcaciones geográficas. La Ley de Desarrollo Constitucional N° 62, 1993, dice “que las ordenes de los gobernadores y alcaldes deben de ser cumplidas por la Policía, con prontitud y diligencia”.

Las estrategias del Alcalde de la Ciudad de Bogotá (Mokcus Antanas), inician desde del primer período y año de su gestión (1995), enfocadas en el fomento de la cultura ciudadana y un programa contra la violencia, bajo estrategias como la de generar cultura de legalidad; normar esa cultura y divulgar la moralidad; para ello se confeccionaron tarjetas con información relevante, que fuero distribuidas masivamente, con el objetivo de educar sobre conducta vehicular, respeto de peatones; divulgar una campaña ciudadana para que se entregasen las armas a las autoridades; dar a conocer detalles de jornadas de “vacunación” contra la violencia y la resolución pacífica de conflictos; incentivar semilleros de convivencia; la aplicación de la “ley de zanahoria” (cierre de bares y restaurantes a cierta hora de la noche).

Por otro lado se realizó una labor educativa a los ciudadanos a través de los medios de comunicación; se construyó un observatorio de la violencia y la delincuencia; se dio la creación de un Sistema Unificado de Información de Violencia y Delincuencia (SUIVD); se efectuaron múltiples programas sociales para incorporar y atender grupos vulnerables y en riesgo; construcciones de parques, canchas, bibliotecas, entre otras acciones; estrategias que fueron originales y exitosas.

La mayoría de medidas para promover la “cultura ciudadana”, no implicó cambios legales, con excepción de la “ley zanahoria”[1]. La Policía jugó un rol importante apoyando a la gestión del Alcalde y su gobierno local. El papel de la Policía fue determinante, ya que simultáneamente al proceso de cambio en el Municipio, la el entonces Jefe de la Policía de Bogotá, General Rosso José Serrano(1995), inicia una transformación eficiente y profunda dentro de la institución. Se ordenó a un equipo de la Policía hacer un diagnóstico interno del cual resultó lo siguiente: debilitamiento de los valores; falta de profesionalización; falta de habilidad gerencial; dificultades en los procesos de formación y evaluación; y ausencia de compromisos[2]. Surgen cinco cambios a raíz del diagnóstico: crear una nueva actitud de trabajo policial; potenciar el liderazgo en la comunidad; desarrollar conocimiento y la formación policial; capacitar al personal en modernas técnicas de administración y gestión; y promover la participación ciudadana. En un año el Director de la Policía, depuró y despidió a más del 10 % de la fuerza pública en todas las escalas jerárquicas (10 mil policías). El propósito fundamental del jefe policial fue, poner a la policía al servicio de la ciudadanía y promover la participación ciudadana, esto produjo una apuesta a la policía comunitaria.

El Programa fue y es un éxito gracias al trabajo entre el Alcalde y la Policía. La claridad del mandato constitucional del deber ser de la Policía; el liderazgo político del alcalde; las reformas en la Policía; un Sistema de Información oportuno y real; la profesionalización y equipamiento de la Policía, constituyen el eje transversal de la solución a la problemática de la delincuencia.

Cabe destacar que las gestiones de los alcaldes Mokcus Antanas (1995-1997 y 2001-2003) y Enrique Peñalosa (1998-2000), le dieron seguimiento al Programa, así como sus sucesores, quienes lograron bajar los índices de homicidios de 80 por cada 100 mil habitantes a 20 por cada 100 mil habitantes; los otros hechos delictivos también disminuyeron; así como también los accidentes de tránsito.

2- Actores principales

Alcaldes, Gobiernos Municipales, Policía Nacional, Secretaría de Gobierno, Subsecretaría de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Secretarías de Educación, Salud, Bienestar Social, Sociedad Civil, Medios de Comunicación y otros.

3- Actividades principales
 

  • Generar cultura de la legalidad
  • Normar cultura y moralidad con lo establecido en la ley
  • Desarrollo de un nuevo patrón
  • Uso de tarjetas, repartidas masivamente “pulgar hacia arriba aprobado; pulgar hacia abajo desaprobado”
  • Educar conducta vehicular, respeto de peatones
  • Campaña ciudadana para que se entreguen las armas a las autoridades
  • Jornadas de vacunación contra la violencia y resolución pacífica de conflictos
  • Semilleros de convivencia
  • Cursos para policías como formadores de ciudadanos
  • Una gran labor educativa a los ciudadanos a través de los medios de comunicación
  • Eventos culturales masivos en el espacio público
  • Aplicación de la “ley de zanahoria” (límite de horario de consumo de aguardiente)
  • Construcción de un observatorio de la violencia y la delincuencia
  • Posteriormente crearon una veintena de observatorios
  • Creación de un Sistema Unificado de Información de Violencia y Delincuencia (SUIVD)
  • Múltiples programas sociales para incorporar y atender grupos vulnerables y de riesgo
  • Recuperación de espacios públicos
  • Nuevo sistema de transporte (transmilenio)
  • Construcción de un sinfín de obras (parques, veredas, alamedas, inicio de recuperación de centro histórico, etc.)
  • Transformación de espacios públicos y la expansión ciclo vías y ciclo rutas
  • Funcionamiento de biblioteca pública


4.- Sostenibilidad de la experiencia

Es sostenible por la continuidad de los gobiernos locales, por el liderazgo ejercido de los alcaldes, amparados en las leyes e institucionalidad de la Ciudad de Santa Fé de Bogotá y en la aplicación del programa de generar cultura ciudadana. El equilibrio de la cultura con la ley, se logra a través de una gran enseñanza pedagógica, la que se traduce en una política permanente en el espacio y tiempo.

5. Contactos

Alcalde Mayor de Bogotá:

Samuel Moreno Royas

http://www.bogota.gov.co

http://www.policia.gov.co

http://www.policia.gov.co/portal/page/portal/Observatorio_del_delito/Enlaces_de_interes

Teléfono (571) 466333

Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana de Alcaldía Mayor de Bogotá

Director Rubén Darío Ramírez

http://www.ceacsc.gov.co/index.php?option=com_content&task=category§ionid=15&id=65&Itemid=16

Hugo Acero Velásquez

Fundador y ex Subsecretario de Convivencia y Seguridad ciudadana en Bogotá, Colombia

hugoacero@yahoo.com

[1] En Colombia se conoce como ley zanahoria a las restricciones de horario que aplican a bares y expendios de licor a determinadas horas.

[2] Sobre las políticas de la Alcaldía Mayor en bien del fortalecimiento de la Policía Metropolitana de Bogotá y los propios esfuerzos de ésta, por reformase bajo el liderazgo del general Rosso José Serrano. Véase, a Martín y Miguel Ceballos. Bogotá: Anatomía de una transformación. Políticas de seguridad ciudadana 1995-2003.